Marketing Digital

¿Qué es el mercado meta? Y cuales son los beneficios de definirlo (2021)

Pinterest LinkedIn Tumblr
4.6/5 - (58 votos)

El mercado meta es un concepto que siempre vas a escuchar cuando se trata de concretar un negocio. Es el elemento fundamental que nunca debe faltar, porque de él, parte el público objetivo al que vas a dirigir tu producto o servicio.

Por este motivo, en este artículo te hablaremos acerca de qué es el mercado meta, su importancia, elementos y beneficios que puede aportar a tu empresa o proyecto, para que comiences a definir tu propio mercado meta.

ÍNDICE: 

  1. ¿Qué es el mercado meta?
  2. Importancia del mercado meta
  3. Elementos del mercado meta
  4. Pasos para definir mercado meta
  5. Diferencia entre mercado meta y buyer persona
  6. Beneficios de tener un mercado meta

1. ¿Qué es el mercado meta?

El término de mercado meta se refiere al grupo de personas ideales para adquirir tu  servicio o producto, al que debemos dirigir nuestra atención y esfuerzos de marketing. 

Debes saber que es difícil dirigirse a un público en general o a un grupo grande de individuos, por esta razón debes seleccionar a un grupo específico de personas, las cuales se convertirán en tu mercado meta. 

Los grupos pueden ser definidos de acuerdo a diferentes características como hábitos de consumo, ubicación geográfica, características demográficas, psicográficas e incluso hábitos de conducta.  El “filtrado” de todo ese universo es llamado “segmentación”, es decir la segmentación da paso a la definición de qué es el mercado meta”.

2. Importancia del mercado meta

Para entender mejor qué es el mercado meta, primero indaguemos en la relevancia que tiene. 

¿Por qué es importante? La respuesta es simple, porque con el mercado meta lograrás planificar y ejecutar estrategias eficaces para captar la atención de tu público y este mismo, consuma de tus productos y servicios. 

Considera que todos los compradores tienen necesidades y deseos únicos, por lo que debes preguntarte, “¿a quién de ellos quiero dirigirme? y ¿por qué ellos consumirían mis productos?”.

Debes conocer a quién le estás vendiendo, entender la existencia y el cómo surgió tu negocio, es decir el problema, al que tú encontraste una solución. 

Además evitarás grandes pérdidas de dinero, por no enfocarte en un solo mercado meta. De esto se trata qué es el mercado meta, el definir a quién estás dirigiendo todos tus esfuerzos de marketing y ventas, para encontrar una relación entre el éxito y la rentabilidad de tu negocio. 

Recuerda que nunca debes creer y enfocar que tus productos y servicios, son para todo el mundo. Este es un principio para todo negocio, nunca dirigirte a todo el mercado en general. 

Hoy en día, no te puedes dar el lujo de equivocarte en algo tan importante, como el mercado meta, debido a la gran competencia que existe en el mercado que crece día con día. 

3. Variables de segmentación de mercado

 Ahora que te has entendido qué es el mercado meta,  esto es lo que necesitas para desarrollar tu mercado meta:

a) Segmentación geográfica

Esta variable es de las principales a tener en cuenta para desarrollar tu mercado meta, debido a que debes determinar a qué lugar vas a comercializar tu producto o servicio, considerando: 

  • Región: ¿Será comercializado en otro continente, país, región, ciudad? 
  • El tamaño de la ciudad: ¿es una zona urbana, suburbana, rural?
  • El clima que preside en la zona: ¿es caluroso, frío, templado?

Esta segmentación funciona sobre todo para investigar si vale la pena instalar un negocio o industria en cierta zona o si hay que adaptarlo a las personas que habitan ese lugar, ya que no olvidemos que toda población cuenta con características socioculturales distintas que podrían ser un as para tu estrategia o tu peor error. 

Imagina que tienes una empresa de abrigos elegantes para el frío extremo, y al querer expandirte decides llevar tu negocio a Mérida, Yucatán, una de las ciudades más calurosas de México. Ahora entiendes la importancia de conocer este tipo de segmentación, ¿cierto?

b) Segmentación demográfica

El propósito de este tipo de segmentación es conocer mejor sobre el comportamiento de nuestro consumidor y poder acertar en sus intereses. Es por ello que cuando hablamos de segmentación demográfica, nos referimos a distintos factores, como: 

  • La edad: ¿Cuál es su edad?  
  • Género: Femenino o masculino.
  • Tamaño de la familia: número de  miembros en la familia.
  • Ciclo de vida familiar: Es joven, soltero; joven,casado; casado con hijos; casado sin hijos; soltero con hijos; menores de 18 años; etc. 
  • Nivel de ingreso: ¿Cuánto gana al mes o al año?
  • Niveles socioeconómicos : A/B, C+, C, C-, y otros. 
  • Ocupación: ¿A qué se dedica tu mercado meta?
  • Educación: Estudios finalizados en preparatoria, universidad, maestría, etc. 
  • Religión: Católico, cristiano, protestante, etc. 
  • Raza: Hispanoamericano, negro, blanco, asiático, etc. 
  • Generación: Millennials, boomers, generación X, Y o Z, etc. 
  • Nacionalidad: Mexicana, estadounidense, otro. 

c) Segmentación psicográfica

Muchas empresas cometen el error de creer que todo su mercado meta piensa y  actúa de la misma manera, sin embargo esto no sucede en la vida real. 

El comportamiento del consumidor siempre dependerá de ciertos factores fundamentales y esos son: 

  • Estilo de vida: Fitness, Geek, Gamer, otro. 
  • Personalidad: Extrovertido, introvertido, neutral, etc. 
  • Valores: ¿Cuáles son aquellas que tienen más relevancia?
  • Actividades e intereses: ¿Prefieren mirar televisión, oír radio, navegar por internet?, ¿qué tipo de redes sociales prefieren?, ¿prefieren las actividades al aire libre, en casa?, y así sucesivamente. 

¿Por qué son importantes cada una de ellas? Esto es debido a que una empresa debe encontrar su lado más humano y comprender a su mercado de manera emocional y personal, para que así pueda generar relaciones más sólidas con ellos.

Con esto conseguirás efectuar campañas publicitarias efectivas que motiven y relacionen tu marca con ellos mismos y al mismo tiempo crear preferencia de marca. 

d) Segmentación conductual

Este es el punto final para plantear a tu mercado meta, y esa es la segmentación conductual que es la que agrupa a los clientes en función a su comportamiento.

Esta se puede ver influenciada por:

  • Frecuencia en la que consume el producto o servicio: de manera habitual o una ocasión especial;
  • Beneficios: calidad, servicio al cliente, ahorro, conveniencia y rapidez; 
  • El nivel de lealtad que se ha construído: ninguna, media, fuerte, o absoluta;
  • Etapa de preparación en la que se encuentra: si está ansioso, interesante, informado o si tiene intención de compra. 

Uno de sus beneficios, es que permite a tu empresa crear estrategias basadas en el nivel de compromiso que las personas tienen hacia tu marca y enfocar tus esfuerzos sólo en los usuarios que muestran interés en ti, en vez de perder tiempo y recursos en quiénes no están tan interesados. 

4. Pasos para definir a tu mercado meta

Una vez hablado acerca del que es el mercado meta, es hora de conocer cuáles son los pasos principales para definirlo:

Analiza tu producto

En este primer punto para definir qué es el mercado meta, es necesario que evalúes cuáles son los beneficios y la necesidad, problema o dolor que resuelve tu producto o servicio.

Recuerda, las personas no compran productos, compran soluciones: ¿facilita alguna tarea?, ¿me ahorra esfuerzo físico?, ¿pierdo menos tiempo? etc.

Explorar a tu público

Después de analizar las soluciones que tu producto brinda a las necesidades de las personas, es hora definir superficialmente quiénes son los que se verán más beneficiados en todo esto.

Si todavía vas a lanzar tu producto y no tienes muy en claro quiénes son las personas con más probabilidad de comprarte, analizar lo que hace tu competencia podrá ayudarte a identificar audiencias en común o detectar alguna oportunidad de mercados no atendidos

Segmentar tu mercado

Ya al haber recapitulado toda la información necesaria es hora de segmentar a tu mercado.

Para ello tendrás que dividir un universo de personas con capacidad de compra en grupos más pequeños de compradores, los cuales tendrán necesidades, características o comportamientos diferentes pero que tienen en común algo: tu producto o servicio como la solución.

La razón por la que se dividen es porque podrían requerir productos o mezclas de marketing distintos, por lo que es clave comprenderlos por individual.

Determinar tus mercados meta

En este paso es necesario evaluar qué tan atractivo es cada segmento de mercado y seleccionar uno o más segmentos con los cuales la empresa va a trabajar.

Posicionamiento en el mercado

Una vez definido tu mercado meta con el cual estarás trabajando es momento de trabajar en el posicionamiento competitivo del producto y crear una mezcla de marketing detallada para ellos.

Podemos determinar el mercado meta a través de las diversas variables de segmentación que mencionamos anteriormente en este blog, como la edad, el género, su nivel económico, la ubicación geográfica y principalmente sus hábitos de compra, conducta e intereses.

5. Diferencia entre mercado meta y buyer persona

Si bien, definir qué es el mercado meta nos dará una idea de a quién dirigirnos, existe otro término que nos ayudará a aterrizarlo de manera más profunda y se llama: buyer persona y puede ser el paso posterior a crear tu mercado meta.

El buyer persona es es una representación más específica y personalizada de tu cliente ideal, tomando en cuenta sus necesidades y objetivos

Al crearlo te permites ir más allá de las características generales para crear un perfil más humanizado que represente fielmente nuestro mercado de forma clara y detallada. 

Solo así, podrás conocerlo a un nivel más íntimo y emocional para orientar de mejor forma tus productos y servicios en dirección a ayudarlos a solucionar sus problemas y generando una conexión más fuerte entre tu marca y el cliente. 

Para resumir lo mencionado, piensa en el mercado meta como un segmento más amplio y general, y en el buyer persona como la persona específica con características más concretas

6. Beneficios de tener un mercado meta 

Hasta este punto, ya te hemos hablado acerca de qué es el mercado meta, sus elementos, y su importancia, ahora es momento de que conozcas los beneficios de definir a tu mercado meta.

1. Entender las necesidades del consumidor

Definir tu mercado meta te ayudará a entender las necesidades por la que tus consumidores y clientes atraviesan, dado que ahora estás enfocado en estudiar y analizar un perfil más específico y no un gran número de personas con características diferentes. 

Esto te permitirá generar estrategias y tácticas 100% enfocadas en las problemáticas de tu mercado, estar en sintonía con él y hablar su mismo lenguaje. De esta forma tus procesos de comunicación y acciones de marketing tendrán una mayor efectividad y aceptación.

Ejemplo: En algún momento de nuestra vida nos ha tocado ir de compras para regalar algo, este proceso es mucho más sencillo cuando conocemos a aquella persona a la cual daremos un presente. 

Entonces cuando entramos a la tienda, tu mente ya tiene un objetivo claro de lo que a ella o él le pueda agradar, y como resultado tendrás mayor aceptación de su parte.

En nuestra mente ya tenemos claras sus características y preferencias. Pero ahora imaginemos que vamos a un intercambio de regalos, donde no sabes cual es esa persona a quien tendrás que dar dicho regalo; el proceso de compra de aquel detalle será más complejo porque tendrás diferentes perfiles posibles a los cuales queremos complacer.

2. Conocer el comportamiento de los consumidores

Definido qué es el mercado meta, podremos conocer no solo rasgos superficiales de nuestro mercado meta, sino más específicos como lo es su comportamiento. 

Esto nos ayudará a dirigir nuestros esfuerzos para ofrecerles lo que buscan de forma personalizada, como por ejemplo: qué tipo de plataformas y aplicaciones en línea consume más y cuál es la hora en que suelen consumirlos. 

Cuando se trata de marketing digital, saber dónde está nuestro consumidor y cuánto tiempo pasa en canal digital nos da una base para deducir las tendencias al mínimo cambio en el comportamiento habitual y así diseñar una estrategia específica en marketing digital.

3. Optimizar tiempo

Una vez que tienes definido qué es el mercado meta, lograrás ahorrar tiempo en conseguir mejores resultados. 

Seguro puedes trabajar en una estrategia y campaña publicitaria increíble, sin embargo, si tu mercado meta no está bien definido, todos tus esfuerzos de trabajo de al menos unos 6 meses, se irán por la borda. 

4.  Negocio bien estructurado

Cuando defines a un mercado meta, el siguiente paso es desarrollar a tu buyer persona, es decir una representación “semi-ficticia de tu cliente ideal”.

Un ejemplo es que a ese buyer persona, le adjudiques un nombre, es decir se hable de “Ramiro”, y Ramiro es un personaje que está tan bien definido que la agencia podrá determinar con certidumbre, qué diría o cómo actuaría Ramiro en tal o cual circunstancia.

Esto brinda la seguridad de que se sabe con certeza a quién le estamos ofreciendo nuestros productos o servicios y para quién estamos construyendo la marca. Por tal, brinda una comunicación unificada y clara. 

Así, tu equipo comercial se enfocará sólo en aquellas personas que tienen más probabilidad de comprarte y evitará perder el tiempo en aquellos a los cuáles no les interesa tu producto o servicio. 

Si quieres saber más acerca de qué es un buyer persona te invitamos a dar clic aquí para seguir a nuestro blog. 

5. Analiza con más precisión los planes de mercado

Otra de sus ventajas es que podemos hacer una planeación y aplicación más exacta de los recursos económicos y profesionales.

Y es que cuando conocemos a quién nos vamos a dirigir, se pueden optimizar los presupuestos acorde a una agenda más exacta sin perder el foco en los resultados que se esperan.

6. Mejora el desarrollo del producto

En el marketing digital podemos mejorar el desarrollo y concepto de nuestro producto o servicio a través del estudio por diversos métodos que nos permite definir nuestro “buyer persona”

Creamos un producto que sirva más y sea más una solución para el consumidor así como un gusto en su consumo.

7. Creas alianzas estratégicas

Partir del qué es el mercado meta, podrá ayudarte a identificar a aquellas empresas complementarias a lo que tu producto o servicio ofrece.

Esto abre la oportunidad de generar alianzas estratégicas con ellas con resultados positivos para ambas, ya sea para: aumentar la visibilidad, llegar a más clientes potenciales, derribar a la competencia, y más. 

Conclusión

¡Hemos llegado al final del recorrido! Si bien, definir a nuestro mercado meta puede resultar un proceso laborioso, es uno de los primeros pasos que toda empresa debe de realizar antes de crear una estrategia de marketing.

Y es que si no definimos quiénes son aquellos posibles compradores, todas nuestras estrategias estarán destinadas al fracaso porque como seguramente intuyes, cada grupo de personas tienen características, comportamientos, actitudes y estilos de vida diferentes y únicos, que sin embargo, nos permiten agruparlos. 

Bien definido qué es el mercado meta, podrás tomar mejores decisiones para acercarte y comunicarte con ellos. 

¿Disfrutaste de la lectura de qué es el mercado meta y los beneficios de definirlo? Pues llegó el momento que comiences a aplicar lo aprendido en tu estrategia de marketing digital. 

Si este artículo te ha gustado, ¡compártelo con más personas! Recuerda que al hacerlo, nos motivas a crear más contenido que ayuden a empresas como la tuya a impulsar su potencial. 

 

Somos una agencia de marketing digital compuesta por un equipo de geeks que durante los últimos 15 años hemos ayudado a más de 1500 empresas como la tuya a llegar a sus metas de negocio.